PluralNoticias 04

Frecuencia Zero 92.5 FM

alaire 01  

bannerCOLUMNISTAS 25

lavagna sartelli.jpg

En las últimas semanas, la figura de Roberto Lavagna como un potencial candidato que junte los votos del kirchnerismo con los indignados macristas para llegar a la presidencia está generando cada vez más adeptos. Esto llevó a que el propio Mauricio Macri lo suba al ring: durante una entrevista disparó que el ex ministro de Economía "tendría que tener más humildad, porque estuvo en todos los gobiernos anteriores". ¿Pero que sector está apoyando la candidatura del personaje de las medias y sandalias?

 

lavagna schiaretti.jpg"La burguesia está apostando por Lavagna: es la gran esperanza blanca, representa al sector que está desesperado por creer en cualquiera que no sea Macri", analizó el historiador Eduardo Sartelli en su habitual columna en Frecuencia Zero, 'La Sartelli por el Mango'. Es que, según su mirada, los únicos en condición de apostar al actual presidente son "los capitales financieros internacionales". 

Sin embargo, uno de los principales desafíos de Roberto Lavagna tiene que ver con la corrupción, una cuestión que Macri ya viene despegandose hace bastante tiempo y que se corporizó la semana pasada cuando admitió que su padre era parte de un "sistema extorsivo" ligado al pago de sobornos dentro de las esferas empresariales ligadas a la obra pública: "Lavagna va a tener que seducir con un 'yo me opuse al capitalismo de amigos' pero hay que ver si en el tiempo que falta lo logra".

El incipiente apoyo del sector empresarial a la candidatura del ex ministro de Economía durante el primer kirchnerismo generó la bronca del líder del PRO. En este sentido, Sartelli entendió que "hay un evidente malestar" ya que el presidente esgrime que "no dejan de especular y no innovan ni invierten": "Su principal enemigo no es el sector popular, sino la propia burguesía", explicó el intelectual, haciendo alusión a los medios de comunicación y el sector empresarial. 

Aun así, Lavagna aun no mide lo suficiente como para ganar: según las encuestas, tanto el kirchnerismo como Cambiemos tienen un electorado firme que gira alrededor del 30 por ciento, y el resto se reparte en pequeñas cuotas tanto a Lavagna como a Sergio Massa, gobernadores del interior, la izquierda y los liberales, favoreciendo al deseo del PRO de recrear un escenario similar al del 2015. "Si Cristina (Kirchner) no se retira lo más probable es que gane (Mauricio) Macri", sentenció el especialista.

 

 

0
0
0
s2smodern